Archivo de la categoría: Europa

[Polonia] Auschwitz, la fábrica de la muerte

Este es sin duda el post más triste de todos los que hemos escrito hasta el momento. Nuestra visita a los campos de concentración de Auschwitz-Birkenau, y es que no fue un sólo campo sino varios. Toda una zona declarada de interés militar al inicio de la segunda guerra mundial y que paulatinamente se fue convirtiendo en la fábrica de la muerte.

Con la intención de trasladaros la experiencia con el mayor detalle y realismo posible, hemos decidido que podáis ir leyendo la historia a través de las fotos. Por ello os sugerimos que pinchéis en la primera de ella y vayáis una a una leyendo y adentrándoos en este horroroso capítulo de la historia, ocurrido hace apenas 70 años.

No ha sido fácil escribirlo, pero esperamos que el esfuerzo haya valido la pena y que podáis experimentar ligeramente lo que sentimos en nuestro día en el campo de concentración.

Un fuerte abrazo!

[Poland] Krakow: Poland’s heart

Our next move was Krakow. A four-hour wonderful trip was waiting for us. Maciej took his car and drove along the one line per direction but in good state national road, surrounded by green and yellow landscapes. We had great conversations about how common and different  Spain and Poland were. We touched some political issues and discussed about how the governments deal with them, but when we explained some facts that are happening right now in Spain, they could not believe it. And then Asia asked “Can we do anything about it or help you somehow?”. It was a simple question, but I have to say that it touched my heart. Never ever a non-Spanish person after talking about these kind of problems had asked such a simple but (at least to me) meaningful question. They really care about us, they really wanted us to have a better country. This moment will remain inside me for ever!

And after a short stop in the middle of nowhere to have an extraordinary dinner, there were we…in Krakow! The city of Polish kings and bishops, the center of culture and art, a university center and a magic place. The city that was called Altera Roma or Florence of the North.

Contrary to Warsaw, Krakow had remained through the wars and you could see the history talking directly to you: the Wawel Castle, fortresses, churches, basilicas, streets that had risen some meters (literally) leaving some once-ground-floor establishments underground, the old and new Jewish quarters,… –

Staying in Asia and Maciej house we discovered step by step the beauties of the city. First night walking around the historical center and grabbing some beers in an underground pub. The day after Maciej took a day off (thanks man!) and was our private tourist guide. During the morning we visited the historical center and found a free tour that would show us the Jewish Quarter in Spanish during the afternoon. In this case the roles switched and I explained Maciej some of the stories that happened in Krakow :p though surprisingly he could get most of what the guide said, even he presented himself in perfect Spanish!

This three hours were the toughest of our days in Krakow. To listen how the Jewish community was progressively dehumanised seemed to be a nightmare from another country, not just seventy years ago… When the nazis conquered Krakow, the first day they gave sweets in the square, but after that they were progressively removing rights, day after day. First identifying them publicly, then restricting work permits, banning their entrance in shops and public places, obliging them to move to the other side of the Vistula river, enclosing them with grave-shaped wall and then… extermination camps. We will talk about it in the next post: Auswitch.

As Maciej said wisely, Poland is a country that you should visit at least twice: the first one to know, understand and assimilate the history and the second one to immerse yourself in the current Polish life. So,… we’ll be back! We have a deal 😉

See you soon guys, it was great to share with you these days! Huge hugs and thank you!

[Poland] Warsow, WWII and the Uprising

We woke up in Mykonos, took a plane to Athens and then another one to… Poland. Our plane landed smoothly in Warsaw, we picked up our backpacks and here they were: Asia and Maciej holding a lovely poster with our names! Smiling, happy, full of joy and energy, as they have always been, even after having had a 4 hours trip from Krakow to be on time to pick us up! Thank you guys, you are the best ;D

In fact, we had no idea about what we were going to do during our week in Poland, as Maciej had said: “No worries, just rely on us”… and so we did. We jumped into their car and went to Pawel and Joanna house. That was already a great start! We were going to spend with them the whole weekend, cooool!

It was curious. All of us were supposed to be really tired after such a short night, but we were plenty of energy instead! So we went to do a walk around Warsaw center while we started learning about the history of Poland, and specifically of Warsaw. A city that was completely destroyed during the WWII, and then rebuilt from scratch reusing the materials of the former buildings. A new city inspired in the old one, with almost no historical buildings, nor walls that can “tell you” what happened during those times.

That afternoon we had decided to go to experience new Pawel’s hobby: shooting! As soon as you arrive, you feel strange. Some dry and profound sounds are coming from the shots of the next room. Despite having shot during my year in the Air Force, I felt like a complete newbie and my hands were sweating. But with Pawel’s smile and Asia and Maciej assuring that everything was going to be all right and which were the important things to take into account, we started the shooting session. First Maciej and I shot with a rifle, you didn’t feel almost any backward movement from the weapon. Fast shots, one after the other. In the meanwhile, Asia and Mónica tried with a light gun. At the beginning Monica was scared, but after a few shots she became confident and adrenaline run through her veins. Very good accuracy to be her first time ever. (Video Mónica) We finished with some shots with a Glock. The self-balanced gun used by dozens of police departments around the world… and it was another story! (Video Juny) After such a formidable afternoon we had dinner in a really charming and delicious restaurant close to lake.  A perfect first day in Poland!

The day after we decided to go to the Uprising Museum in Warsow. It was raining, and for the first time in our trip we could take advantage of having carried raincoats with us, yeah! Half an hour of queue under the rain, chatting, laughing, and having good time. Though once we went inside, things became serious. I started to realize how tough the history of Poland has been, overall during the last century: WWII, invasion, cruelty, resistance, pride, honor, W hour, Uprising, fight,… these are the terms that come to my mind when I think of Warsaw.

Pizza at 50% discount (as it was weekend and eeeeveryone leaves the capital) and end of the day going up to the tallest building of Poland: the Palace of Culture and Science, including an marvellous sunset view.  Lucky guys!

Our last day in Warsaw started with an excellent brunch at home, and followed by a visit to the few remaining walls of the ghetto in Warsaw. When you are on site, you feel embraced by the history, you are there, in the same place but in different times. I was a very bad student regarding History, and now I feel kind of ashamed because of my lack of “general culture”. Though on the contrary I am surprised of how interested I am becoming when I am present, surrounded by people that explain you plainly how things developed. And this is the way I’m understanding step by step our recent (and surprisingly inhuman) history.

Pawel, Joanna, Asia, Maciej: thank you so much for those days, for your time, your explanations, living with you, learning from you, enjoying every single moment! Next post: Krakow!

And now, finally… the photos!

[Grecia] Mikonos: La isla de los vientos

Llegamos Eva, Juny y yo al puerto Pireaus antes de las 06:30 a.m. Juny se fue corriendo a que le imprimieran nuestros billetes y en ese instante llegaron el resto de las chicas, entre ellas Gina! Que alegría al verla, ya he perdido la cuenta de cuanto tiempo hacia que no la veía, y lo mejor de todo es que ella no sabia que nosotros íbamos a Mykonos hasta el día anterior así que la alegría fue doble!

Sobre las 10:00 nos plantamos en Mikonos. Las chicas se fueron a su hotel en taxi y nosotros al nuestro al estilo mochilero: andando!
Horas después ya con las pilas cargadas quedamos con las chicas. Deambulamos por las callecitas, Elsa era la que llevaba el mando, ya que era la única que había estado ya en Mikonos. Paseamos por la zona de la “little Venice¨ y luego nos volvimos a meter por las callejuelas de “La Chora” (la ciudad de Mikonos). Que espectacular es esta isla, que vistas, que azul y que blanco. Me parecía un regalo para mis ojos!
Las chicas fueron a cenar al restaurante “Eva’ s Garden” y nosotros a cenar a un sitio un poco más mochilero 😉

La isla no estaba muy llena, se nota que acababa de empezar la temporada, pero aún así los precios estaban por las nubes, no tenía nada que ver con Atenas! Está para el turismo claramente, y a nosotros se nos salía todo de presupuesto.
Aún así, a pesar de ser todo carillo nos las apañamos bastante bien y las chicas fueron muy comprensivas y se portaron muy bien con nosotros.
Esa noche, fuimos a su hotel a que se arreglaran un poco para salir y así de paso veíamos las espectaculares vistas al mar que Eva y Gina tenían en su habitación.
Y de ahí a un pub a tomarnos un cocktail… De 12 euracos! Buenísimos pero…. fue el lujo de todo el viaje! Juny se fue un rato a otro bar a acabar de ver el fútbol, creo que fue el partido en el que el Atlético de Madrid pasó a la final de la Champions.

Esa noche la recuerdo especial, de conversaciones profundas muy interesantes.

Pero el día siguiente fue aún mejor. La idea en un principio era que Juny y yo alquiláramos una moto y ellas un coche y recorrer parte de la isla pero al final nadie madrugó y las chicas prefirieron quedarse disfrutando de la pedazo de piscina y de las vistas de su hotel mientras se tomaban cocktails y leían revistas de moda griegas! La verdad es que era un planazo, pero no money, no …
Total que después de descansar un rato más, nos decidimos a nosotros seguir con el plan establecido fuimos a por la moto… Y no pudo ser… Por lo visto en nuestro carnet no pone expresamente que podamos conducir scooters así que nuestro gozo en un pozo… Al final decidimos ir caminando a una playa muy cercana a la Chora pero ya a las afueras y fue lo mejor que pudimos hacer! Que día más bonito, un solazo impresionante, la playa para nosotros, un restaurante súper auténtico y más barato que lo que abundaba por el centro, relax, desconexión, romántico, un chapuzón en el agua helada de las Cyclades y libertad. Fue un día magnífico, de los que recordaré toda la vida. Y no acaba aquí, ya entradas las 6pm quedamos con las chicas y charlamos un buen rato mientras se ponía el sol. Estuve muy a gusto y me sentía especialmente bien y muy querida. Después del atardecer paseamos por el centro y se pararon a comprarme un regalito para que me acordara de ellas durante nuestro largo viaje: una pulsera muy bonita de bolitas blancas hechas de piedras volcánicas de esa zona. Una preciosidad!
Para acabar la noche y mis últimas horas con ellas nos fuimos a la cafetería de su hotel a tomarnos una cerveza y hablamos de un montón de cosas.

Y llego el momento de la despedida, abrazos y muchas emociones y alguna que otra lagrimilla. Creo que lo que menos me gusta de este viaje es tener que despedirme cada dos por tres de alguien querido. Es siempre un hasta pronto…. Pero es tan duro!

Me llevo la mochila bien llena. Llena de energía positiva, de vivencias maravillosas, de muchas risas, charlas hasta las mil, de encuentros, de besos y abrazos, pero sobre todo os llevo a vosotras conmigo en este maravilloso viaje alrededor del mundo. S’ agapó!

 

[Grecia] Atenas, cuna de la civilización… y de la democracia

Pasear por los barrios de plaka y monastiraki, tomarte un frappé a cualquier hora en uno de los muchos cafés, ir de compras por Chalandri, ir al sur de Atenas en tranvía a tomarte algo en una cafetería con vistas al mar, cenar en un restaurante con música en vivo, pasearte por Kolonaki uno de los barrios más lujosos y elegantes de la ciudad, subir a la colina Lycavittos y contemplar la inmensidad de la ciudad, ver el cambio de guardia frente a la tumba de soldado desconocido, comerte un suvlaki en cualquier rincón, son tantas las actividades que puedes hacer en Atenas… pero lo que no te puedes perder es la adentrarte en la Grecia clásica, la cuna de la civilización y la democracia!

María, Juny y yo fuimos juntos a visitar la Acrópolis, pero antes fuimos al museo que hay justo al lado, ya que Elsa nos sugirió que lo hiciéramos en este orden para poder entender mejor toda la historia tanto de la construcción como destrucción de la Acrópolis y la verdad es que fue un acierto! Es verdaderamente impresionante. Tanto la arquitectura propiamente dicha del museo como los tesoros que tienen dentro. Son todos los restos que se encontraron en la Acrópolis. Un montón de vasijas, y utensilios varios de bronce, de cerámica, preciosos, perfectos. Hay también algunas estatuas que formaban parte de la Acrópolis. Todo lo que que puedes apreciar allí es de una precisión y de un nivel de detalle y perfección extremo. Clarísimamente los griegos han sido unos claros precursores de la búsqueda de la belleza. Me encantó. Allí también puedes ver como construían por bloques esas enormes columnas, el tipo de grúas que utilizaban, como conseguían unir dos piezas… Ir allí es toda una lección de sabiduría, de construcción y también de belleza!

Después del museo subimos a la Acrópolis, es verdaderamente colosal, imponente, majestuosa. El sitio donde esta situada, la belleza de su arquitectura, el tamaño del templo es absolutamente impresionante!
Acrópolis significa ¨la ciudad alta¨ , y es que todas las acrópolis (no solo la de Atenas) se construían en lo alto de una colina. La vista es espectacular y contemplar esa belleza del Partenón, te lleva a un viaje en el tiempo en el comenzó la cuna de la civilización, en el que se creó la democracia y en el que los más grandes filósofos y pensadores se reunían para arreglar el mundo… maravilloso!

Después de esa fantástica mañana, una paradita para interiorizar todo lo aprendido y para coger fuerzas y luego hacia el Templo de Zeus, que estaba incluido con la entrada de la Acrópolis y me pareció también brutal. Ya lo habíamos visto desde afuera y es alucinante. Me encanta que hayan dejado la zona alrededor de las ruinas tan amplia para poder contemplar en todo su esplendor lo que queda de este templo.

Más tarde nos encontramos con Elsa en la plaza Syntagma, concretamente en la tumba del soldado justo donde esta el Parlamento. Y tuvimos la suerte que llegamos justo al cambio de guardia. Lo hacen cada hora y no me extraña. Tiene que ser durísimo a pleno sol en verano estar ahí de pie sin mover un solo milímetro y vestido con esas galas….
Nos paseamos un rato por el barrio de Kolonaki, un barrio muy señorial con una arquitectura Modernista y Neoclásica. Recorrimos alguna de las calles que Elsa frecuentaba para ir a su cafetería preferida pero desgraciadamente estaba cerrada. Así que nos dirigimos a una tienda para mujeres, jejeje, de cremitas y cuidados varios para la piel, todo natural, llamada Apivita. A Elsa le encanta esa tienda y a nosotras también nos enamoró! Y además Elsa nos regaló a María y a mi unas mascarillas individuales, que elegimos de entré un montón. Aun no las he usado pero ya os contaré. Que sol de chica que eres Elsa!! Y además, me compré un cacao con protector solar y con la compra me regalaron varias muestras, oh yeahhhhh, esto me va a venir muy pero que muy bien!! (Cómo se nota que tenemos el equipaje limitado, no sabéis como valoro las poquitas cosas que compro! :P)
Luego fuimos a la cafetería más pija de toda Atenas y creo que no exagero! Y allí acudió Eva. Me tomé una bola de helado, una sola, porque era lo más barato después del frappé de toda la carta, eso si estaba bueniiiiiiiiisima 🙂

Y para despedirnos bien de Atenas, una cena espectacular en casa de Eva con sus padres y su mejor amiga a la que por cierto no le gusta nada el queso feta. Pobrecita, ser griega, vivir en Grecia y que no te guste este tipo de quesoooo. Estuvimos muy a gusto familia, nos llevamos un precioso reuerdo!

Y ahora las fotoooooooosssss!!!!

[Grecia] Atenas, su gente y sus costumbres

Kalimera! O lo que es lo mismo… buenos días!

Llegamos a Atenas el 22 de abril. Los primeros días nos los tomamos todo con mucha calma, ya que llegamos sin dormir y muy agotados y queríamos reservar toda nuestra energía para cuando llegaran de Ginebra mis amigas griegas Eva, Elsa y Gina… y María que no es griega pero casi!
En nuestros días en solitario estuvimos en un apartamento de airbnb que la hermana de Eva nos sugirió, y tengo que decir que la experiencia airbnb me ha gustado mucho. El loft era muy sencillo y el edificio muy antiguo pero decorado con mucho gusto y lo más importante….muuuuu barato 😀
Lo que más hicimos fue descansar y escribir los posts atrasados en un starbucks. 😉 Pero hubo un día que nos lanzamos a recorrernos toda Atenas a pie. Casi de casualidad llegamos a una zona de bosque que nos llevó hasta lo alto del monte Lycavittos. Menudas vistas de la Acrópolis, del Templo de Zeus, del Stadiumy de una alfombra infinita de casas! No nos imaginábamos que Atenas era tan sumamente grande. Impresionante!
Poco después estábamos disfrutando de todas las joyitas que habíamos visto desde arriba, menos del Acrópolis que lo reservamos para cuando llegara María.

El viernes por la noche nos mudamos a nuestro nuevo ¨hogar¨ ya que llegaba Eva a Atenas. Y digo hogar porque tanto ella como su familia nos acogieron con los brazos abiertos, se desvivieron por nosotros y además comimos como reyes. Sabía que los griegos eran hospitalarios, pero esto… no he vivido nada igual. Que familia tan adorable. Gracias de todo corazón Giannis, Persefoni y Eva.
La ilusión que tuve de ver a Eva no la puedo explicar con palabras, esa noche os aseguro que me fui a dormir feliz. Me siento muy afortunada por la oportunidad que tengo de haber tomado la decisión de hacer este viaje acompañada de la persona que más quiero y por todos los amigos que tenemos que también nos están acompañando sea en la distancia o acogiéndonos en distintos lugares del globo.

Y seguimos con sentimentalismo, porque las emociones en este viaje acababan de empezar, el domingo por fin llegaron María y Elsa. El ansiado y feliz reencuentro fue el ¨ Balux Café: The House Project¨, en el sur de Atenas, junto al mar. Una tarde para recordar! ❤
Después de los súper abrazos y primeras charlas Elsa nos hizo un tour en coche para que disfrutáramos de Glyfada, una zona costera en el sur de Atenas con unas vistas espectaculares.

Pocas horas después estábamos paseando por los barrios de Plaka y Monastiraki, por la zona baja del Acrópolis. Una zona chulisíma, llena de restaurantes y bares para los turistas y no turistas, con mucho encanto, y calles peatonales, un paseo precioso para culminarlo con una buena cena en ¨Dya Tayta¨, una taberna griega muy auténtica donde los únicos turistas éramos nosotros con música tradicional griega en en vivo. Algunos clientes se animaron a salir a bailar, que espectáculo, nos encantó! Nuestras guías particulares pidieron un montón de platos riquísimos: fava (como un humus pero de habas), unas berenjenas al horno con queso feta, una carne espectacular, unos pimientos asados buenísimos, una ensalada griega, una masa de pasta con forma de ensaimada rellena de queso feta que quitaba el sentido… Que por cierto ¨Dya Tayta¨ significa el punto de la historia (metafóricamente hablando), un nombre muy acertado teniendo en cuenta donde se encuentra. Y para acabar bien la noche unos cocktails en ¨Baba au Rum¨, uno de los 50 mejores bares del mundo en el 2013. Esa noche hablamos de un montón de cosas, Juny el pobre debió de acabar con dolor de cabeza de oírnos hablar sin parar, pero es que había mucho que contarnos!

Al día siguiente Maria y Elsa pasaron a buscarnos a casa de Eva y nos fuimos a pasear por un barrio muy pijo y muy chulo, Kifissia. Aprovechamos para probar los auténticos souvlaki (es parecido a lo que nosotros conocemos por kebab, con salsa tzatiki, el típico es con carne de cerdo, riquiiiiisimo!). Estuvimos allí un rato más comiendo en este restaurante súper cuco, en un barrio pijo y a muy buen precio! Además estaba lloviendo así que no teníamos ninguna prisa de salir de ahí. Cuando amainó un poco nos fuimos a Varsos, una pastelería de las de verdad, de las que llevan ahí más de 100 años y todo esta igual. Era enorme y nada más entrar podías sentir el olorcito tan rico a pasteles y a pan.

Poco después habíamos quedado a tomar un frappé con dos amigas de Elsa a uno de los más antiguos bares de Atenas (1967) llamado Loras en el que la camarera te sonríe (pero de verdad te sonríe, no es forzado). Es muy chulo, tienen un montón de espacios distintos y te sirven un vaso de agua nada más llegar y te lo van rellenando cada vez que lo ven medio vacío. Los del vaso de agua es bastante normal en Atenas, lo de que te lo rellenen no tanto … En este sitio también nos sorprendieron una vez más, la camarera se pasó por todas las mesas a ofrecer pequeños helados de chocolate. Un 10 para ese bar.

Esa noche la madre de Eva nos invitaba a todos a cenar a su casa, así que cuando acabamos en el bar nos fuimos a casa de Elsa un momento para que María y Ella se arreglaran. (En esos momentos me doy cuenta de lo práctico que es viajar por el mundo en plan mochilero, pero echo de menos ponerme guapa :/ )
Elena, la madre de Elsa es encantadora y también nos acogió con esa hospitalidad griega que les caracteriza, como me gusta la gente griega, hacen que te sientas como en su casa, todos hablan inglés, incluso las personas mayores y siempre te ofrecen muchas cosas para comer y beber!!!

La cena en casa de Eva fue absolutamente espectacular! De primero sopita de pescado buenísima, y un plato de pescado con mayonesa (es como si fuera una ensaladilla de pescado pero mucho mejor!) y de segundo, unos pimientos y unos tomates rellenos de arroz super sabrosos, unas mini hamburguesitas que estaban espectaculares, ensalada con queso feta riquísima, patatas al limón y hechas al horno y de postre mis dulces preferidos en Grecia: baklavas y galaktompourekos.
Para beber bebimos vino griego, es lo único que no me fascina de Grecia, (no se lo digáis a ellas pero el español esta más bueno, jejeje)

En este viaje he aprendido mucho de los griegos y tengo que decir que me gusta mucho este país: su clima, su historia clásica, su arquitectura, sus aguas cristalinas, sus islas pero lo que más me gusta es su gente. Han hecho que me sienta como en casa! Y para que me entendáis un poquito más, antes de pasar a las fotos os dejo unos cuantos flashes acerca de ellos:

  • Son muy muy hospitalarios y muy amables
  • Se ríen mucho y son muy divertidos
  • Tienen un gran sentido de la estética y son muy artistas
  • Hablan bastante alto como nosotros y muuuuy rápido
  • Cada vez que quedan es para tomarse un frappé (café con leche, azúcar, hielos…).
  • Hacen que te sientas como en casa, además creo que los españoles y los griegos tenemos una conexión especial, mucho feeling…
  • Todos absolutamente todos hablan inglés, incluso los más ancianos! Con respecto a su idioma, parece complicado pero enseguida te das cuenta de que la mayoría de su alfabeto lo conocemos de las matemáticas (de algo me ha servido estudiar una carrera jijiji y eso me parece muy gracioso )
  • En cualquier taberna o bar griego tienen la costumbre de ponerte una vaso de agua con hielo
  • Les pirra el queso feta (y os confieso que a nosotros también!)
  • En cuanto al aspecto son parecidos a nosotros pero las chicas tienen unas melenazas muy abundantes y espectaculares y muchas de ellas tienen el pelo rizado y los chicos llevan una barba también muy frondosa pero muy cuidada. A Juny le parecían unas barbas muy molonas y ahora se está dejando la suya inspirándose en ellos, ya veréis en las fotos!
  • Nos fijamos que en la zona de tiendas de Halandri la mayoría de las chicas de mi edad se iban de compras acompañadas de su madre, no sé si es algo característico de ellos o solo coincidió ese día, pero nos llamó la atención 😀
  • Ahh! se me olvidaba una cosa que me llamó la atención de ellos pero no es algo bueno… cuando van en moto no suelen llevar casco.

Y hasta aquí mi larguísimo post… pero la ocasión lo merecía. En el próximo… un poco de historia clásica 😉

PS: Sorry my girls, I finally wrote this post in Spanish. I wanted to transmit  all my feelings about you and your country, and the best way was to use my mother tongue 😉 I hope Maria explain you every word that I wrote for all of you! Thank you! S’agapo!

[Israel] Jerusalén, hay vida más allá de las piedras!

Y para finalizar con esta saga de posts sobre Israel, os dejamos algunos de los momentos más entrañables vividos en Jerusalén.

Pasearse por el Shuk, o mercado central. Dejarte invadir por todo tipo de colores, olores y sabores: manzanas, pepinos, fresas, galletas de arroz, dulces, carnes,… Parece que a mayor potencia de grito, mejor mercancía o mejor trato, y vaya que si se lo toman en serio. Además, lo más curioso es pasarse al atardecer, cuando empiezan a bajar los precios… sí, sí, lo que antes valía 4 shekels, ahora vale 3, luego 2 y si te esperas (y aún quedan) puedes comprar un kilo de pepinos por un shekel! Por supuesto, no serán los pepinos más extraordinarios de la tierra… pero que más queremos? Un kilo por veinte céntimos de euro!! Desde luego, en este viaje nos estamos volviendo muy “apañaos” XDDD

Yvel, una tienda de joyería artesana. Te ofrecen una visita por su fábrica, aunque lo más sorprendente es la iniciativa que han tenido para acoger a inmigrantes etíopes. Les enseñan conocimientos básicos para poder llevar a cabo una tienda o negocio, y durante un año les forman en el arte de fabricar joyas. Los mejores se incorporan a la plantilla propia de Yvel, y el resto se ha auto organizado y creado una empresa independiente que les permite hacer joyería manteniendo el estilo propio de Etiopía.  Verles trabajar y que te respondan con sus enormes sonrisas cuando se cruzan las miradas, fue muy especial!

Pantry Packers, se dedica a distribuir comida a las familias más desfavorecidas. Y en su empeño por llegar a más gente, se propusieron empaquetar ellos mismos la mercancía. De hecho, compran el grano (arroz, lentejas, guisantes,…) en grandes cantidades y luego personas voluntarias lo empaquetan. Así pues, Ada reservó una hora para que nos hicieran un resumen histórico de la organización y nos pusiéramos manos a la obra durante 40 min. Pegatinas, embolsado, sellado y empaquetado, cuatro estaciones que nos repartimos entre los cuatro. Al principio fue un poco catastrófico, y alguna bolsa se abrió dejando garbanzos por doquier, pero al rato ya le pillamos el tranquillo y cuando se acabó el tiempo habíamos completado 150 bolsas, unos 75 kg de garbanzos :p pas mal!

Y para terminar, nuestra visita guiada por la Universidad Hebrea de Jerusalén. Fundada unos 20 años antes de la creación del Estado de Israel (pensaban -y con buen criterio- que un país sin universidad no tendría el capital intelectual suficiente para superar los difíciles inicios), actualmente cuenta con siete premios Nobel! De hecho la lista de fundadores es francamente envidiable, así como su pasión por el conocimiento! Era época de Pesaj por lo que los pasillos estaban casi vacíos, pero nos contaban que tenían alumnos de más de setenta nacionalidades. Y finalmente, el árbol inclinado, en memoria al fatídico atentado de 2002. Durante la segunda entifada una mochila cargada de explosivos en la cafetería del campus se llevó por delante a nueve personas, no fue un estudiante sino un albañil. Por esas fechas, nosotros también éramos estudiantes universitarios, y que suerte la nuestra de haber nacido en un territorio donde la paz es el estado normal…



Nota final: Durante la cena de Pesaj, hay un momento en el que se piden deseos; el nuestro fue uno corto y ojalá que pronto suceda: paz para esta tierra.

Abrazos desde NY, en breve Grecia y Polonia, que se nos acumula la faena!