[Colombia] Cali, capital de la salsa

Nuestro recorrido por Colombia llegaba a su fin. Llevábamos casi dos meses en este hermoso país, y es que es uno de esos sitios del que no te quieres marchar. Estábamos encantados con su gente, sus paisajes y las buenas vibras. Pensábamos que ya era imposible que nos sorprendieran, pero una vez más quedamos maravillados ante la amabilidad de la gente de este país.

En nuestro avión con destino a Cali, nuestro compañero de asiento era un chico colombiano llamado José Luis. Estudiante de Ingeniería Industrial y apasionado de las motos. Nos pasamos todo el trayecto hablando de su tierra, y de la nuestra (a la cual está loco por ir) y nos recomendó también varios sitios a visitar en Ecuador. Al llegar a Cali decidimos compartir taxi ya que era de noche y además nuestros destinos estaban bastante próximos. Intercambiamos números de teléfono y nos despedimos, prometiendo que quedaríamos con él a tomarnos una cerveza antes de salir hacia Quito.

En Cali nos hospedamos en el hostel El Viajero, y a decir verdad, fue todo un acierto. Precio bueno, desayuno muy completo incluido, buen ambiente, muy bien conservado, con piscinita y con varias zonas comunes y lo que es mejor… actividades gratis! Unos días había clases de yoga, otros de salsa, por las noches organizaban salidas para bailar… La clase de yoga muy buena y la de salsa… espectacular! Primero, porque no es la salsa cubana que conocemos en Europa, sino la colombiana. Pero es que además también nos enseñaron otra modalidad, la salsa urbana llamada salsa choke, y si no recuerdo mal ésta fue una de las canciones que bailamos. Los movimientos son rapidísimos, y si ves como mueven el culo los profesores ya flipas en colores! Súper recomendable dar alguna clase de salsa colombiana, y en especial de salsa choke, no lo olvidaréis nunca. Y para los que no lo sepáis, Cali tiene el reconocimiento de ser la capital mundial de la salsa… Con eso lo digo todo! Brutaaaaaaaal!

Una tarde nos fuimos al free walking tour para conocer un poquito la ciudad. Es bastante pequeña. En realidad se parece más a un pueblo grande. Uno de los sitios que visitamos con el guía fue el teatro. Y ya que estábamos por allí, cotilleamos los precios de una función de ballet que se estrenaba ese día, y nos lo podíamos permitir! Yo nunca había ido a ver un ballet y Juny sabe que todo lo relacionado con el baile me encanta, así que me propuso ir (por supuesto, compramos las entradas más baratas, allá en el quinto anfiteatro). Entramos por la puerta trasera (sí, es lo que tiene la distinción de clases…) pero el teatro estaba prácticamente vacío. A falta de cinco minutos para empezar, como el teatro no se llenaba, subió una de las azafatas y nos dijo, tanto a nosotros como a las cuatro personas que habían comprado la butaca más barata, que estábamos invitados a sentarnos en las butacas más caras, oh yeah! (Ahora sí eh? :p más vale pobres rellenando, que foto de las gradas vacías XDDD)

Llegó el día de partir hacia Ecuador. Y como lo prometido era deuda, nuestras últimas horas en Cali las pasamos con nuestro amigo José Luis en una licorería tomando las cervezas típicas del país! Mi elección la Redd, riquísima y muy dulce, perfecta para mí :p La de Juny la Poker, más fuertota! En ese encuentro José Luis se lo curró un montón y nos dijo punto por punto todo lo que teníamos que hacer para llegar a Ecuador, desde la compra de billetes, donde cambiar los pesos colombianos que nos quedaran a dólares, los pasos burocráticos del paso fronterizo,… everything!

Esa misma noche nos íbamos a la terminal de autobuses de Cali a comprar un billete hacia Ipiales, el pueblo fronterizo con Ecuador. José Luis nos había dicho quesi queríamos conseguir el precio de no-turista tendríamos que regatear y pedirles “la mínima”. Y funcionó! De los 55000 COP por persona, bajamos a 40000 COP, y cuando ya parecía que estaba todo el pescado vendido, le explicamos que un amigo nuestro colombiano nos había sugerido ir directamente a esa compañía, que era la mejor, y que le preguntáramos por la mínima… finalmente conseguimos un precio de 35000 por cabeza! Olé, olé y oleeee!

El viaje nocturno en bus fue muy pesado, unas 11 horas. No es el más largo que hemos hecho pero no se porqué se me hizo eterno. La verdad es que iba con un poco de miedo y casi no pude dormir. En ese trayecto, hacía solo un par de años, se producían muchos asaltos a autobuses. De hecho, tanto era así, que para ponerle fin decidieron que todos los buses (indistintamente de la compañía que fueran) al llegar a determinados puntos del trayecto se esperasen unos a otros y fueran en caravana,… escoltados por la policía! Desde entonces la cosa está más tranquila 😉

Todo fue perfecto, y llegamos sanos y salvos a Ipiales. Nos fuimos a desayunar y a mí se me ocurrió entablar conversación con unas señoras colombianas que me dijeron que no me podía ir de Colombia sin ver una de sus maravillas, la cual se encontraba a tan solo 10 min en taxi de donde estábamos: el Santuario de Lajas. Y como viene siendo habitual en este viaje, modificamos el plan y nos montamos en un taxi colectivo que nos llevó hacia allí. Bajamos a pie y con las mochilas una media hora por unas escaleras empinadas y al llegar allí contemplamos esa preciosidad. Luego tocaba el mismo camino de vuelta pero de subida… No recomendable si no has dormido y llevas 10kg a tu espalda jajaja llegué casi desmayada!

Os dejamos las fotos de esta maravilla colombiana.

Sólo quedaba tomar un taxi para volver a Ipiales, donde coger el colectivo que nos llevaría hasta el puente de Rumichaca, justo donde se cruza la frontera para entrar en Ecuador.

Y hasta aquí el post de hoy. Un besazo!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s