[Reflexiones] Superación de miedos

Hace poco leí que viajar convierte a introvertidos en extrovertidos, que atrae la confianza de los tímidos y crea adictos a la adrenalina de la nada, que viajar empuja tus límites físicos y mentales, lo que obliga a uno a adaptarse rápidamente a situaciones incómodas o desconocidas. Y es cierto, si quieres conocer de verdad de que pasta estas hecho sólo tienes que hacer una cosa: VIAJAR.

Y es que antes de comenzar este viaje ya sabía que iba a conocer mucha gente, que iba a aprender un montón de cosas, que iba a practicar idiomas, que pasaría algunas incomodidades y que tendría que enfrentarme a algunos de los que eran mis miedos como hablar en público pero jamás pensé que acabaría superándolo.

Los que me conocéis bien sabéis que lo de hacer discursos, o presentar un Proyecto Final de Carrera o de Master no me hacía ninguna gracia, era una cosa que siempre evitaba, y que me producía mucho estrés, preocupaciones, sudores, palpitaciones y dolor de barriga. Era un pánico irracional, una fobia es lo que era. Hasta el punto de que decir unas palabras de cariño y agradecimiento en nuestra preboda delante de todos nuestros amigos me suponía unos ratos de malestar general.
Lo sé, es difícil de comprender, además soy una persona bastante habladora (a veces demasiado) y eso aún lo hace más inexplicable. Lo que me daba miedo era ser el centro de atención teniendo la palabra, teniendo a la gente enfrente, esa sensación de todo el mundo escuchándome me ponía muy nerviosa. Miedo a quedarme en blanco. Miedo a que alguien me hiciera una pregunta y no saber responderla.

Os cuento todo esto porque necesitaba comprenderlo, necesitaba gritarlo a los cuatro vientos, necesitaba liberarlo, y necesitaba reafirmarme y confirmar que lo he superado.
No os podéis imaginar lo grande que es esto para mi, quien ha estado cerca de mi en esos momentos de pánico sabe de lo que le estoy hablando.
Este viaje está siendo clave para mí, y la conversación que tuve cenando con Juny una noche de Julio en Bocas del Toro más aún.

Lo recuerdo perfectamente, hacía unos días que habíamos empezado a “trabajar” de voluntarios en una empresa de tours y actividades acuáticas, ese día habíamos salido al mar a hacer un tour los dos juntos por primera vez sin ningún “instructor-guía” veterano. Nos avisaron en el último momento de que nos íbamos solos y le pasé la “patata” a Juny. Yo le pedí (o mejor dicho le obligué) a ser el guía oficial y dar las explicaciones y yo ser sólo guía de apoyo. Como él conocía mis miedos y a él le gusta bastante lo de hablar en público tomó las riendas y fue fenomenal.

Por la noche cenando me dijo que yo había hecho muy bien de guía sin saber que lo estaba haciendo. Y era verdad, al no tener yo “la etiqueta” de guía yo estaba tranquila, no había nada que temer y al final hablaba casi tanto como Juny, puede que en pequeño comité pero lo hacía.
Eso ya era un logro para mí pero el solo hecho pensar en la posibilidad de hacer de guía yo sola me revolvía las tripas. Juny me hizo reflexionar y me alabó por mi trabajo de aquel día y sobre todo y más importante me dio las claves para hacer frente a mi miedo. Mi lenguaje hacía que no pudiera superarlo, yo le decía a todo el mundo que tenía pánico a hablar en público y esa era siempre mi excusa, así lo evitaba casi siempre y si lo hacía mal todo el mundo lo entendería no?
Pero aquella noche Juny me hizo cambiar mi frase y mi pensamiento por un sencillo: “Estoy aprendiendo a hablar en público”. Con esa frase le estaba diciendo al mundo que quería superar ese miedo y estaba aprendiendo, y además no aparece ni la palabra miedo, ni fobia, ni pánico por ningún lado. Parece fácil no? Sólo de repetirla me daba dolor de barriga pero al mismo tiempo se abría una esperanza en mi y pensaba que era posible y que iba a aprender a superarlo.
Me pidió también que esa noche antes de ir a dormir lo visualizara, que me viera a mi haciendo de guía, haciéndolo bien, preparándome mi cuerpo para el día que lo tuviera que hacer.

Y ese día llegó muy rápido, a la mañana siguiente fuimos a “trabajar” y justo 10 minutos antes de salir a hacer el tour me dicen que se ha apuntado mucha gente, que hay 4 barcas llenas y que les falta un guía y que iremos uno en cada barca. Que??? Ni os imagináis el mal cuerpo que me entró! Lo primero que me vino a la cabeza: “Pero si yo no puedo hacer eso, como voy yo a hacer de guía? Pero si no me he preparado nada!” (aunque ya me lo sabía de memoria). Les dije que no podía, me entraron ganas hasta de llorar (me contuve). Os aseguro que fueron momentos de mucha tensión para mí. Y en la empresa saben que los quería matar en ese momento, y más aún cuando supe que en mi barca tendría que repetir el discurso en español y en inglés! Todo un reto!

Pero respiré profundamente varias veces, recordé todo lo que había hablado con Juny la noche anterior, hablé con él, lo abracé y disimulé mis nervios todo lo que pude y a la barca a presentar al capitán, a su nueva “guía” y a explicarles todo lo que había aprendido sobre el lugar, sobre delfines y sobre osos perezosos y sí, lo HICE! Y ademas en inglés!! Es un hito para mí. Aún se me ponen los pelos de punta de recordarlo.

Gracias Juny por animarme, por la paciencia, por la confianza y por acompañarme en este viaje de aprendizaje, de superación y de libertad.

Franklin D. Roosevelt dijo una vez… “De lo único que tenemos que temer es del propio miedo.”  Así que bye bye miedos!

Mónica

Anuncios

6 comentarios en “[Reflexiones] Superación de miedos”

  1. Que razón tienes! Felicitaciones por compartirlo. Es tan sorprendente cuando uno entiende sus miedos y logra superarlos! te liberas y sobre todo te das cuenta que un pequeño paso trae grandes cambios y que nunca más quieres tener temores! Libertad completa 🙂

  2. Enhorabuena Monica!!!! si tu eres una crack, lo que pasa es que no te valoras, menos mal que Juny te lo recuerda! eres una tia super valiente y lo he podido verlo en el tiempo que hemos estado juntas, asi que como no ibas a superar esto?? Un besazo enorme y a seguir asi!! ahora que lo has hecho una vez tienes que repetirlo y reafirmarte y asi con todo!!

  3. Monica! enhorabuena por ese hito tan chulo! Que ganas de ir en un barquito de esos contigo de guía 😉

    Ando un poco desconectado de todo por mi gran lío que ya conocéis pero cuando pase todo haré un catch up de vuestras aventuras!! (este post he visto de que iba en facebook y no he podido resirtirme a leerlo ya 😉 )

    Muchos besos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s