[Panamá] Bocas del Toro, dos semanas más?

De Panamá a Colombia… VivaColombia!

Llevábamos semanas buscando como locos la manera de cruzar la frontera entre Panamá y Colombia sin que nos costara un riñón. Resulta que lo que nuestra intuición nos decía, “hay conexión terrestre, luego habrá posibilidad de cruzar la frontera por tierra” estaba muy lejos de la realidad. No hay una carretera que cruce dicha frontera. Es más, el estrecho de Darien es una zona de selva donde se interrumpe la famosa carretera panamericana, principalmente controlada por la guerrilla, así que mejor buscar alternativas. Las posibilidades más habituales eran dos: ir en avión con Copa Airlines o Avianca (más de 300 EUR por cabeza… OMG! ) o por vía marítima con una conexión a través de las Islas San Blas llegando a Turbo (cinco días de travesía, con un precio mínimo de 350 USD por persona en viaje organizado, llegando a 280 USD si lo hacías por tu cuenta). ¿Pero como íbamos a pagar esas barbaridades? Y tras preguntar y repreguntar, buscar y requetebuscar, tirarnos de los pelos hasta quedarnos calvos, al final y de pura chiripa, encontramos LA solución! En dos semanas la compañía VivaColombia abriría su primer vuelo internacional, precisamente desde Ciudad de Panamá hasta Bogotá o Medellín, con precios muy interesantes! Así que si nos esperábamos algunos días más para ir a Colombia, podríamos volar por 124 EUR… los dos! De locos XDDD Pardal que vola, a la cassola! Billetes a la saca, ahora a buscar qué hacer en esas dos semanas :p

Deepboarding… fabricando una TOU que no podíamos dejar pasar!

Con estas dos semanas “de margen” en mente, nos fuimos a nuestro segundo día de deepboarding. Pasarse el día en el mar y descubriendo los fondos marinos era una sensación tan fantástica que no podíamos dejar de sonreír. Pero a la vez ya llevábamos dos semanas en un pueblo que no tenía mucho más que ofrecer. Podíamos ir a Boquete, o tratar de visitar la costa pacífica de Panamá, o… tratar de crear una tercera alternativa, algo que realmente nos apeteciera, que nos motivara, que nos permitiera aprender y disfrutar a la vez.

Estábamos en Bocas, y habíamos descubierto algo que nos encantaba, que queríamos hacer una y otra vez, pero que se nos salía del presupuesto. Así que tras un buen rato dudando, nos decidimos a ir a hablar con Diego y Yelenis, los bosses de Under Sea, para comentarles la situación,… aunque en realidad no sabíamos muy bien qué les podíamos decir, y menos ofrecer. No teníamos nada que perder y mucho que ganar, en realidad estábamos intentando aprovechar una TOU! (TOU: Teoría de la Oportunidad Única, legendario acrónimo acuñado por Pepe Crespo, ie mi padre) Fuimos a la oficina, y no estaban. Seguimos imaginándonos la situación y volvimos al rato, era nuestro momento! Le explicamos que habíamos comprado el vuelo de salida de Panamá y que teníamos dos semanas de margen para hacer lo que quisiéramos. Y que lo que más deseábamos era poder salir alguna vez más al mar a hacer deepboarding. Y que aunque la actividad se nos salía del presupuesto de esta vuelta al mundo, se nos había ocurrido que podríamos hacer de voluntarios y ayudarles en todo lo que pudiéramos, a lavar máscaras, a trabajos de oficina, a servir la comida en Zapatilla, a vender,… a cambio de que algún día nos sacaran al mar 😛 Por la cara que pusieron, parece que no era el tipo de propuestas que recibían todos los días pero lo hablaron y  nos respondieron “Por qué no?, Vamos a probar y a ver que pasa!” En seriooo?? Que guapooooo! Si al menos pudiéramos salir un par de veces más al mar… Hahaha, yehaaaaa! Habíamos conseguido crear nuestro propio camino, inventar nuevas oportunidades, nos encantaaaa!

Y es que el deepboarding es sencillamente brutal. Es lo más cercano a sentirse como un pez, mmm bueno no, más bien como un delfín, porque de vez en cuando tienes que subir a la superficie para respirar 😛 Para que os podáis hacer una idea, aquí va la explicación de la falla. Te llevan hasta una zona donde se puede hacer snorkel y empiezan los preparativos. Material imprescindible: gafas de bucear, tabla de deepboarding,  cuerda, y lancha. Material opcional: tubo, para los que se sientan cómodos utilizándolo. Todo ello te lo proporcionan los chicos de Under Sea. Cuerpo estirado en horizontal con los brazos al frente a lo superman, cogiendo la pequeña tabla. La tabla es transparente, de no más de unos 70 cm de ancho, con forma ligeramente curva. A esta tabla se le engancha una cuerda hasta la lancha, que hará la función de remolque. Instructor en el centro, con dos-tres alumnos por cada lado… y empieza la acción!

Manteniendo la punta de la tabla hacia arriba, empiezas a navegar en superficie. Simplemente metiendo la cabeza en el agua ya puedes observar los corales, estrellas de mar, peces,… pero aquí empieza lo interesante. Al meter la punta de la tabla hacia bajo, empieza a sumergirse y tu detrás de ella! Cuando ya estás a uno o dos metros de profundidad… levantas ligeramente la punta de la tabla, la mantienes en horizontal y sigues a esa profundidad. En el momento en que quieras subir a respirar, punta de la tabla hacia arriba y, voilá, a la superficie! Conforme vas cogiendo confianza puedes ir sumergiéndote más o aguantando más tiempo bajo el agua.

Y cuando ya tienes estos movimientos básicos (y muy intuitivos) controlados, puedes empezar a abrirte hacia un lado o hacia el otro, a sumergirte y pasar por debajo de los demás, a ponerte boca arriba dentro del agua, a hacer tirabuzones, intentar andar sobre el fondo marino! Lo máximoooo!

Es una sensación que no se puede explicar, como la que puedes tener al volar en parapente o hacer submarinismo. En este caso como si te pudieras meter en el cuerpo de otro animal, de un animal acuático que te permite deslizarte dentro del agua suavemente. Controlando siempre tus movimientos hasta que llega un momento en que te los haces propios, y forman parte de ti. Eres uno más en el ecosistema marino, y puedes sentir la libertad de la ingravidez, de moverte prácticamente sin limitaciones, de esquivar suavemente corales o alguna medusa que te puedas encontrar, de sumergirte tanto como te de la cuerda (o en mi caso como te den los pulmones), aprender a compensar y sentir la diferencia de luz y temperatura, de girar la tabla y salir prácticamente catapultado hacia la superficie.

Aunque he de decir que lo que más me gustaba de todo era hacer el deepboarding al lado de Mónica 😉 Era como si fuésemos una pareja de delfinitos, subiendo y bajando, de vez en cuando me sumergía un poco más abajo que ella, me colocaba justo debajo y me daba la vuelta de manera que pasaban unos segundo mágicos mientras navegábamos a escasos centímetros en paralelo, con las caras enfrentadas, viviendo al máximo el momento. Pura felicidad y armonía con el mar y la naturaleza!

Pero por supuesto, los masters del universo eran Diego, Moisés y Conrado, los instructores. Verles en acción era todo un espectáculo! Qué capacidad pulmonar, técnica y arte tenían.  Día tras día, íbamos mejorando, aprendiendo de ellos hasta que el último día llegué incluso a hacer lo que pensaba que sería imposible para mi: sentarme sobre la tabla e ir sin manoooos! De este momento no hay fotos, solo un video, pero dado que la GoPro se pone en el centro de la tabla, y cuando vas sentado sobre ella pones una pierna a cada lado, he considerado poco elegante colgar este momento desde esta perspectiva XDDD Si alguno está interesado en ver la prueba del delito, póngase en contacto con nosotros!

Y así fue como pasamos nuestras dos últimas semanas en Bocas del Toro, saliendo al mar no una o dos veces sino… casi cada día! Emocionándonos cada vez que conseguíamos ver a unos delfines, en ocasiones enseñando a nadar a sus crías. Al principio, nuestra capacidad de ayuda era muy básica, limitándose a limpiar el material a la vuelta o ayudar con la comida en Zapatilla, pero poco a poco fuimos aprendiendo. Los días que no salíamos hacíamos de comerciales. Un día, tuvimos un aluvión de gente last-minute, y me tocó hacer de guía. Allí estaba un dianense haciendo de guía turístico en Panamá, explicando los hábitos del delfín de nariz de botella, de los osos perezosos, y qué eran  los manglares. Yo me senté en la proa y Mónica de apoyo en la popa. Un grupo de argentinos y españoles majísimos. Allí conocimos a Axel, con quien compartiríamos muy buenos momentos en Ciudad de Panamá.

Pero el día siguiente aún fue mejor, porque el overbooking fue tal, que necesitaban dos guías! Así que Mónica a una barca y yo a la otra, solos frente al peligro… que oportunidad tan únicaaaaa XDDD Y que orgulloso de ver cómo Mónica hacía frente a uno de sus mayores miedos en este mundo y lo superaba con matrícula de honor!

Y así fue como seguimos progresando en ver como funcionaba una agencia de tours y practicando deepboarding. Y uno de los  últimos días nos fuimos hacia Playa Estrella con una pareja de argentinos y otra de ticos, (Lucrecia y Juan Pablo), donde ya llegamos al máximo nivel: instructores de deepboarding! Hay que decir que eran alumnos avanzados, aunque les pude explicar algunos truquillos y todos terminaron haciendo tirabuzones y “panza arriba submarino” XDDD

Y como toda buena historia, está también llegó a su fin. Llegó el día de despedirnos, no sin pena. Incluso habían sacado una oferta para instructores de deepboarding y nosotros ya teníamos el “currículum” perfecto! Pero debíamos continuar. A pesar de lo feliz que nos sentíamos estando todo el día entre islas, viendo preciosos animales, con buena parte del tiempo en el agua y haciendo una actividad que no se puede hacer en ninguna otra parte del mundo… era el momento de cerrar capítulo. Eso sí, si en el futuro podemos y encontramos un buen lugar… no descartamos montar un chiringuito bien chulo de deepboarding y mojitos!

Muchísimas gracias Diego, Yelenis, Mabel, Moisés, Conrado… fueron dos semanas inolvidables, ojalá nos podamos volver a ver algún día disfrutando de los fondos marinos ;D Un abrazo giganteee!!

Anuncios

6 comentarios en “[Panamá] Bocas del Toro, dos semanas más?”

  1. Això està fet! De hecho, estamos pensando seriamente en montar algo así a nuestra vuelta… nos queda por decidir el mejor lugar 😛 Aceptamos tu invitación a ser socios en semejante aventura! XDDD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s