[Costa Rica] Jacó, surfeando en el Pacífico

Amanecimos en Miami, nos despedimos de Yosdelys, y Frank y Frankis nos acompañaron al aeropuerto de Fortlauderdale. Besos y abrazos, “cuidense niños” y a hacer el check in… Y en ese instante la “simpática azafata” de Spirit nos destroza:

– A donde vuelan?
– A San Jose 🙂
– Fecha del billete de vuelta?
– Mmm no tenemos… (Ingenuos!)
– Pues en ese caso tienen 50 min para comprar un billete de salida del país, en caso contrario no podrán embarcar!
– Whaaaaaaaat??? Pero… Tiene que ser de avión?
– Puede ser avión, autobús, pero necesito un número de confirmación de reserva…
– Ohhh Shit!!!

Momentos de estrés, busca que te busca… Intentando buscar un billete de autobús económico de Costa Rica a Panamá para poder perderlo en caso de que decidiéramos viajar en otras fechas… Ni barato ni caro ni nada de nada, imposible comprar un billete de bus online. Llamamos a las agencias y a las compañías de buses. Cerrado, claro aun era temprano y allí eran 2 horas menos. Momentos de nerviosismo, momentos de… “Hoy no volamos a Costa Rica y además perdemos nuestro billete…” Pero 15 minutos antes de que cerraran el check-in y de escuchar 50000 avisos de urgencia para facturar vuelos a San Jose, Juny encuentra un vuelo “económico” en Nature Air para el 5 de julio! Well Done! Y enseguida cooooorriendo a facturar, al control policial y a embarcar! Menuda forma tan estresante de comenzar el día….

Aterrizamos en Costa Ricaaaaaa!! Oeeee aun no nos lo creíamos pero mientras esperábamos una larga cola en el control de pasaportes vemos un cartel de publicidad de la marca de cerveza Imperial que dice “Pura Vida!” Relax y buen rollo, eso es lo que se respiraba… Y para hacer más amena la espera un profesor americano con sus 15 alumnos estudiantes de español nos da conversación en español, por supuesto, que ellos venían a eso! Y nos cuenta que es un profesor de español del estado de Virginia. Que ha estado en España y que esta haciendo un viaje con su mujer y sus alumnos para practicar español. Nos dice también que es la primera vez que estos chicos y chicas salen de su país. Se les ve a todos muy contentos, van a practicar rafting, hicking, van a visitar volcanes y van a divertirse con las olas y sobre todo van a pasárselo muy pero que muy bien.
Nos despedimos de ellos, una estampa en los pasaportes and … welcome to Costa Rica!!

Cambiamos unos dólares por colones y salimos del aeropuerto, y nos encontramos un montón de gente con carteles y taxistas intentando captar clientes. Nos alejamos de la zona, y nos dirigimos hacia la carretera. Una pareja de jóvenes norte americanos se nos acerca y nos pregunta si queremos compartir un taxi con ellos, se dirigen hacia la ciudad de San Jose, concretamente a la estación de buses. Pasa un taxi, y el chico lo para en medio de la carretera, negocia un poco y… consigue un precio razonable 10 $ por pareja. De camino consultamos donde esta el hostel en el que queríamos hospedarnos y el taxista nos propone llevarnos a la puerta por 10 $ mas, ni de casualidad! si hay que andar se anda, asi que decidimos parar con la pareja de americanos. El taxi, nos deja a unas manzanas de la estacion y nos quedamos con ellos para ayudarles con su español. ayyy que no os los hemos presentado: Ellos son Brandon y René 😉 Llegamos a la estación de buses y nos dicen:
– Vamos a comprar un billete a Jacó, quereis venir con nosotros?
– Mmmm no tenemos un plan fijo, ni reserva en un hostel… donde esta Jacó?
– En la costa del Pacífico, a 2 horas en bus de San Jose. Es un pueblo  de surferos y no es muy caro.

Playa, surf, nuevos amigos, aventura, incertidumbre…. allá vamos!

Compramos los billetes. El bus sale en media hora, toca reponer fuerzas y probar unos deliciosos casados y gallos, comida tipica del lugar…. bueno, bonito y barato!

Llegamos a Jacó, mientras caminamos hacia la zona de hostels, Brandon nos va explicando donde se toman los mejores smoothies, donde se come de lujo, lo mucho que mola Jacó… el ya ha estado, para su novia es su primera vez. Son dos surfistas, asi que van a pasarse una semana alli para disfrutar de las olas.
Él nos sugiere un hostal baratito pero preguntamos precios y tampoco es tan barato y encima tienen estropeado el WiFi, necesitamos conectarmos para avanzar en nuestro blog, que vamos muy atrasados… al final acabamos en el mismo que ellos, pero versión barata: baño compartido y sin aire acondicionado. Mejor así porque yo estaba un poco malita precisamente de los aires acondicionados de Miami.

Y mientras me recupero, un rato de playita, pisicinita en el hostel, escribir, y pensar que queremos hacer en los días próximos.
Ese mismo día por la noche, cenamos en el hostel y empezamos a hablar con Miguel, el señor recepcionista del turno de noche. Interesantes conversaciones con él de negocios, de Costa Rica, de la vida en si misma. Al poco rato se une a nuestra tertulia Mari, la recepcionista del turno de día, por temas personales está viviendo en el hostel y ahora está en sus horas libres. A Juny le prepara un roncito y a mi me prepara un infusión curativa para mi dolor de garganta. Hay que decir que esa noche yo casi no participé en las conversaciones, era casi imposible para mi hablar de lo afónica que estaba.

No podíamos haber tenido mejor recibimiento en Costa Rica: conversamos con mucha gente, muy distinta y acabamos en un lugar que no habíamos planeado y estábamos tan a gusto…. si esto es viajar, si esto es el mochileo, nos encantaaaaaa!

El día siguiente fue parecido y por la noche al terminar de cenar, les ofrecí nuestro aceite de oliva a un grupo de tres mochileros que acababan de llegar y acabamos hablando 2 horas! Eran una pareja de noruegos, Bent y Kristin y una alemana llamada Janina que se habían conocido en algún punto de sus respectivos viajes! Descubrimos que los tres eran unos expertos mochileros; los noruegos estaban viajando por todo el mundo como nosotros, y Janina estaba viajando por toda sudamerica y Centroamérica.

Al día siguiente Janina se mudó a un hostal más barato en el que habia un ofertón de 14 $ por habitación y tabla. Nosotros llevabamos dos días pensando si nos animabamos con el surf, si necesitábamos clases o no, y después de que los americanos, los noruegos y la chica alemana nos insistieran que no era muy complicado, que teníamos que animarnos, que Jacó era una de las mejores playas para begginers, (sobre todo en la zona más sur ya que tiene olas pequeñas) … pensamos que buscar un instructor era una buena idea a pesar de nuestro presupuesto limitado. Total, que vamos a preguntar y nos dan un ofertón en ese hostal por una clase de 2 horas con instructor, la tabla, la camiseta, y cama en dormitorio compartido! Listo, al día siguiente empezábamos con el surf y nos cambiabamos de hostal!

Esa mañana nos levantamos súper temprano (sobre las 6:15am) para ir a surfear!
Alan, uno de los instructores nos llevó a la playa con el shuttel. Fuimos con la pareja de noruegos, Janina ya estaba allí. Llegamos a la playa y se presentó Andres, nuestro instructor.
Nos explicó un poco de teoría. Practicamos como levantarnos y… al agua!!
Juny consiguió levantarse y mantenerse unos segundos en el primer intento! Que crack! A mi me costó un poco más. De hecho parecía que no me acordaba de nada de la teoría. Juny lo consiguió una y otra vez y yo me frustré porque era incapaz de levantarme. Pero creo que fue a la cuarta (puede que la tercera) que justo antes de que el instructor me diera un poco de impulso para que cogiera la ola visualicé que me levantaba y que lo podía hacer. Apreté abdominales y seguí al pié de la letra todo lo que Andres nos había enseñado…. et voilà!! Lo logré, que felicidad y que divertido. Que sensación mas buena!! Si tienes un instructor al lado es mas fácil de lo que parece, lo que es levantarte y surfear (si se le puede llamar así a lo que nosotros hicimos, jajaja).

Lo intentamos una y otra vez, hubo de todo: algunas muy buenas y otras un desastre pero lo más importante es que teníamos unas pautas para continuar y era muy muy divertido! Cada vez que lo consigues es un subidon de adrenalina. Aunque para mí uno de los momentos mas maravillosos es cuando te preparas para levantarte y colocas los pies. No se porque pero justo ahí cuando doblo la rodilla para subirme y hago fuerza con los brazos me encanta. Me siento muy confiada y me siento fuerte y muy capaz de conseguirlo. Unas veces lo conseguía y otras no pero es una pasada! Me gustó mucho! No las tenía todas conmigo antes de empezar pero cogí confianza y lo disfruté una barbaridad!

Después de las dos horas de clase… a descansar en la playa. Todos los demás volvieron a los hostels pero nosotros nos habíamos preparado bocatas para comer y además queríamos ver España-Chile en el barecito de la playa, así que relax, a jugar con las olas pero esta vez sin tablas, unas fotitos por aquí, unos videos con la goPro y bocadillos pa´dentro y al bar playero a ver el fútbol! Unos batidos y unas limonadas no fueron suficientes para animar a España, que pena, que despedida tan temprana. Aún así, gracias a la Roja por estos 6 años de éxitos!!

Con cierta decepción por el partido volvimos a la playa, y un rato después llegarón todos dispuestos a surfear otra vez y dándonos sus ¨condolencias¨ por el partido. -Qué no qué no, qué no estamos tristes, que hoy es un gran día, que hemos surfeado y vamos a intentarlo otra vez… y España…pues ahora toca reflexionar y hacer un nuevo equipo para el próximo europeo!

Calentamos y estiramos un poquito… y tocaba meterse, pero claro sin instructor es otra historia, te entra un poco de canguele.
Esa misma mañana Juny y yo nos prometimos que siempre siempre siempre, antes de meternos al agua a surfear haríamos una pequeña reflexión para no olvidarnos que esas olas pueden ser peligrosas y un mal golpe de la tabla también, y que a pesar de que es muy divertido se tiene que tener presente siempre esto.
Una pequeña reflexion (para mi casi no hacia falta reflexión porque ya estaba yo suficientemente asustadita…) y al agua!

Que difíciiiiiiiiiiil! que impotencia!! No sabes cuando es una ola buena para ti, no sabes cuando es el momento para subirte, o si lo sabes no remas lo suficientemente fuerte para darte impulso, … Muchos intentos y casi todos fallidos, pero seguía siendo muy divertido. Qué fácil es cuando el instructor te empuja y tu no tienes ni que remar! Sin él, tu remas y te da sensción de que te vas para atrás, jajaja habrá que practicar muuuuuuuchooooooo!

Ese día estabamos tan agotados que fuimos a comprar unos gatorades y comimos algo fuera. No podíamos ni levantar las piernas ni tampoco había ganas de preparar comida… recuerdo que ese día nos fuimos a dormir super pronto. Juny se durmió como a las 9:00 y yo me quedé una horita más haciendo pins en pinterest 🙂

El despertar de esa mañana fue fácil, habímos dormido un montón, pudimos desayunar con tiempo pero el dolor era de campeonato, me dolían hasta las pestañas y tenía algunos golpes en el hueso de la cadera y en los brazos. Sentía qe había trabajado músculos que ni sabía que existían y eso me gustaba pero ….. no me podía mover jajaja

Ese día fuimos al surf una hora más tarde, Alan nos explicó que cada día tardaba una hora más en subir la marea, y que hasta las 8:30 no habría olas para surfear. Como siempre el shuttle nos llevaba hasta la zona sur de la playa de Jacó. Una vez llegados allí, empieza el momento más duro… hacer estiramientos con esas agujetas punzantes en todo el cuerpo, unos momentos de reflexión y al agua patos!

Después de varios intentos…. de repente me di cuenta que no podía de ninguna manera levantarme (eso es normal, soy novata). En una caída, la tabla se me puso al revés y me di cuenta que había perdido la quilla (la aleta de tiburón que tiene la tabla), jajaja así que a cambiar la tabla y otra vez pa´l agua! (Por cierto, al día siguiente encontré una quilla en la orilla, puede que fuera la que yo perdí 😉 )
La sensación era parecida a la del día anterior pero no sabia porque cuando iba a coger la ola la punta de la tabla se me hundía en picado y era imposible no darme de bruces contra el agua y por supuesto era imposible levantarse, asi que decidí salir un momento y preguntarle al instructor si sabía porque me podria pasar eso. Me comentó que o bien estaba haciendo mucha presión con los brazos muy hacia adelante o bien yo no estaba colocada suficientemente atrás. Con la tabla de 9.6 como la mia y la de 10 como la de Juny los pies tenían que rozar el cable (llamado lish o invento), y eso era, yo me tumbaba muy hacia adelante y por eso la tabla se hundía por la punta, si es que es física pura!

Y después de la teoría viene la práctica…. y aunque no conseguí levantarme muchas veces, al menos la punta de la tabla ya no se me hundía! Fue una mañana absolutamente genial a pesar de los dolores! Y fue mi despedida con el surf (un hasta luego), pero yo no lo sabía..

Vuelta al hostel y a comer al Jaco Rustico, recomendado por una de las señoras del hostal: 2500 colones por un plato de casado (frijoles, arroz, platano maduro frito, ensalada y carne) y una bebida natural tipo cas, tamarindo, … (eso significa unos 5 $ cada uno o lo que es lo mismo unos 3.5 €!)

Y luego….. siestaaaaaa si si , ningunoo de nuestros compañeros iba a surfear porque estaban todos muy cansados así que decidimos que nuestros músculos podían descansar un poco y una siesta reparadora nos sentaría fenomenal!

La parte mala de la historia empieza aquí … cuando me fui a preparar la cena, no se que narices hice que con mi pie derecho que me levanté la uña del dedo gordo del pie izquierdo y eso si que dolía… y sangrecita por todo, ole mi niña que patosa es! Curas varias y a dormir que por hoy ya esta bien…..

Y efectivamente…. la uña me dolía mucho y tenía miedo que me diera golpes mientras surfeaba asi que decidí no surfear pero en vez de quedarme sola en el hostal preferí acompañarlos, disfrutar de la playa, hacer fotos a Juny y remojar un poquito el pie en el agua del mar para curar un poco la herida.

Ese mañana jugaba Costa Rica y cuando llegamos al hostal se estaba acabando el partido…. y Costa rica ganó!!! eso significaba que pasaban a octavos de final! Menudo fiestón se montó en la calle! Nosotros salimos a celebrarlo yendonos a comer al mismo sitio del día anterior pero esta vez con Bent, Kristin y Janina. El comer fue lo de menos… fue el paseo hasta llegar al restaurante, pitos, claxons, banderas, música, cánticos, y muuuuucha alegría! Pura Vida Costa Rica!! Os lo merecéis!

Por la tarde… más de lo mismo y fotazas del atardecer surfero!
Vuelta al hostal, cenita y… como era viernes… un ladys night no? Es decir…. Barra libre para las chicas! No he comentado que en este hostel (Hotel de Haan) estábamos en un “dorm” compartiendo habitación con Janina y esa noche la habitación se llenó con 2 alemanas más, así que avisamos a los noruegos y nos fuimos un ratito de drinks! Vodka gratis (que compartía con Juny cuando Noche fantástica!!

Y como Juny me tenía un poco de envidia, … Cuando amenecemos para ir a surfear, Juny se va a preparar el desayuno…. y tachaaaan….. se corta!!!! si si si, se corta en el pie izquierdo, el mismo que yo! Pobre! no sabemos porque razón había unos pequeños azulejos (de los de piscina) rotos en el suelo de la cocina con la mala suerte de que habia uno que estaba colocado para pinchar bien. Resultado: corte profundo pero muy limpio y fino…. curas varias, venda y…. a descansar! Decidimos no arriesgar ninguno de los dos.

Y para despedirnos de las olas y de Jacó, por la tarde a la playa a ver un campeonato infantil y juvenil de Surf!

Espero que disfrutéis de las fotos tanto como nosotros de Jacó 😉

 

Anuncios

7 comentarios en “[Costa Rica] Jacó, surfeando en el Pacífico”

  1. .. Ese momento en que sientes la ola q te empieza a empujar por detrás, las gotas que tu propia tabla crea por la velocidad que llevas, remas con fuerza. Sabes que el momento de levantarse se acerca, que en breve habrás domado esa ola… Remas un poco más, tres fuertes brazadas más, son esas las que te dan el impulso necesario para no quedarte atrás, remas! De repente está claro, toca levantarse. Deslizas tus manos sobre la tabla, sientes la cera y el agua una contra otra, aprietas bien la tabla con la puntabdel dedo gordo del pie, brazos a la altura del pecho, coges fuerza, flexionas y para arriba! Doblas la rodilla, aprietas los dedos de los pies contra la tabla y la intentas agarras como si tuvieras zarpas en vez de pies. Levantas el pecho y colocas los brazos, te equilibras, la ola te empuja y ahí estás! En la cresta! Bajando por ella y sintiendo la velocidad en tu cara! La adrenalina se ha disparado, el corazón te palpita fuerte, las piernas se empiezan a relajar mientras sientes que ya te tienes. Has pillado tu primera ola… Es una sensación indescriptible, lo he hecho como yo lo recuerdo… Tal cual como el resto de veces que lo he probado… Viva la droga del surf Costa rica, pura vida!!

    1. Andreu me encanta como lo has descrito! Y si, es como una droga! Con ganas de llegar a un sitio donde las olas sean acordes a nuestro nivel y podamos sentir esas palpitaciones otra vez! Pura Vida!!

  2. Pero que guapos que estáis los dos!!!!, y qué caras de alegría!!!, como me gusta!!! Cuándo he visto las fotos me he acordado de vuestro logo en la boda… premonitorio al 200%…. no me digáis??? hasta la tabla es del mismo estilo!!!!

    Moni, eres la reina de los blogs… Y LO SABES!!! 😛 Que machine estás hecha, corazón!!!.

    Disfrutar muchísimo, como lo estáis haciendo, y saborear cada momento… ah!!, y mil gracias por compartir con todos vuestras experiencias.

    Se os quiere mucho desde Madrid!!!! :* :* :*

    1. Bea!!!! Pero que alegría me ha dado leer tu mensaje por aquí!!!
      Tienes toda la razón, fue totalmente premonitorio, jajaja En realidad nosotros sabíamos que el día que probáramos el surf nos iba a gustar y mucho. Somos felices en el mar, y surfeando (o intentándolo) ya es lo máximo!!
      Gracias siempre por todos tus piropos y los mensajes positivos que me envías, eres un solete!!
      Esta experiencia está siendo alucinante y en parte, os lo debemos a vosotros! Gracias por aquellas conversaciones “locas” que mira donde han terminado!
      Te quiero guapa! Os queremos!
      Muchos besosssssss!

  3. Gracias por el tiempo que dedicais para compartir vuestras vivencias y experiencias. Escribes muy bien, Mónica, y puedo imaginaros tal cual lo cuentas. Continuad cuidandoos mucho, por favor. Se os quiere mucho y se os espera sanos y salvos.

    1. Gracias Leah! Los agradecidos somos nosotros porque estáis ahí siguiendo nuestras aventurillas y leyendo posts tan largos como este, jajaja y sobre todo porque estáis animándonos siempre con comentarios positivos!! GRACIAS!!
      Vos estimem familia!!
      PD: y sí, este post es tal cual lo cuento, con lo bueno y lo malo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s