[Reflexiones] El (quizá resoluble) problema judeo-musulmán

Estuvimos en Israel en abril de 2014. En esos momentos estaban en negociaciones de paz mediadas por los Estados Unidos, pero hace unas semanas se rompieron. Tres jóvenes israelíes habían sido secuestrados y asesinados, y el gobierno de Israel decidió lanzar una ofensiva contra el grupo terrorista Hamás en Gaza. En estos momentos se han lanzado 1500 misiles contra Israel, se han destruido 2000 objetivos en Gaza y ya hay más de 270 fallecidos. Ayer el ejercitó israelí inició una incursión terrestre. Hasta aquí los hechos.

Durante nuestras tres semanas en Israel, intentamos entender racionalmente la situación. Preguntamos, discutimos, pateamos las calles, vimos reacciones, estuvimos tan alerta como pudimos. Pero la situación no es comprensible a nivel racional, ya no lo es. No se busca conquistar más territorios, ni obtener más recursos naturales, ni hacerse con el poder de algún lugar estratégico. Simplemente se ha convertido en un conflicto cultural basado en la fe, tan arraigado que ya no se puede extirpar. ¿Alguien da más? Más difícil no se puede. ¿Por qué? Porque ambas partes consideran que tienen la verdad, y no solamente esto, sino que consideran que tienen la UNICA verdad. Y ahí está el problema. Que ninguno de los dos la tiene.

¿Qué probabilidades hay de que exista un solo dios y que este sea judío, musulmán, cristiano, hindú o budista? Disculpénme por ser tan directo, pero la respuesta es: ninguna. No hay ninguna posibilidad de que un ser todopoderoso, en el caso de existir, haya decidido darle la verdad a una, y sólo a una, parte de la humanidad. Es decir, si naces en Irán vas a nacer y morir musulmán, si tus padres son judíos tu morirás judío, si naces en Costa Rica vas a ser católico toda tu vida, en Tailandia budista, o en Sri Lanka hindú. Y es cierto, que hoy en día cada vez hay más posibilidades de viajar y conocer otras culturas para poder decidir por ti mismo. Pero desde el origen de los tiempos hasta hace un siglo esta posibilidad no existía.

Por tanto la opción de “yo tengo la razón, todos los demás estáis equivocados”, en el tema religioso es una especie de falacia del alegato especial. No descartable sería que cada religión tuviera su parte de verdad, e incluso que fuera tu verdad. Pero no dejaría de ser la tuya, y en ningún caso sería extrapolable al resto de la humanidad. Por ejemplo, mi verdad en el tema de dios es que ha sido un puente inevitable entre la toma de conciencia de lo inexplicable y la llegada de la ciencia. Pero esa es mi verdad. No afecta a nadie. Es personal e intransferible.

Los conflictos solo son resolubles desde la apertura, el reconocimiento, la puesta en común de los intereses personales, grupales o de estado, y la aceptación y el respeto hacia la otra parte. Respeto, por sus creencias, por sus costumbres y por su cultura. Cada uno es libre de hacer con su vida lo que quiera, siempre y cuando no afecte a la vida del prójimo, ésta es la máxima de la libertad.

“Al-lah es el único dios verdadero” dirán los musulmanes. “Yahweh es el único dios verdadero” dirán los judíos. ¿Qué se puede esperar de estas afirmaciones? ¿Qué tipo de respeto demuestran por el resto de humanos, de creencias y de religiones? ¿Qué tipo de libertad profesan? La libertad de estar permanentemente en guerra con todos los que así no lo creen. Y si además son vecinos, o mejor dicho, primos-hermanos (ambos hijos de Abraham) vecinos, ya lo tienes: blanco y en botella. Una batalla a muerte hasta que uno de los dos perezca y teóricamente el vencedor demuestre que él estaba en lo cierto. A menos que no lo estuviera, y simplemente habría ganado una batalla inútil.

Dos posibles alternativas se vislumbran en el horizonte, tratando de compatibilizar ambas religiones y aceptando que tienen su parte de verdad. Una, eliminar la palabra “única” de la definición de Al-lah y Yahweh, pero claro, eso atentaría contra los cimientos de ambas religiones. Descartada. La otra, sería añadir al credo un “para …”, es decir “Al-lah es el único dios verdadero para los musulmanes” y “Yahweh es el único dios verdadero para los judíos”. Esto sería el comienzo de un posible entendimiento, ya que a partir de ese momento, abriría la puerta al diálogo ya que ambas partes mantendrían su verdad, respetando la de quien tiene enfrente.

A partir de ahí, con buenos líderes actuando de manera ejemplar (vocabulario cortés y respetuoso, sin prepotencia, sin victimismo, sin malos gestos, sin comentarios irónicos) llevarían al pueblo a pensar igual, y progresivamente la convivencia llegaría a ser una realidad.

Cualquier otra vía tiene un solo final: guerra, sufrimiento, muerte y destrucción. Escribo desde la distancia, con la preocupación del que tiene a una hermana y a una madre viviendo bajo el pánico de las alarmas, como también lo podría haber escrito si estuvieran en Gaza. Nadie escoge donde nace, ni en qué familia, ni en qué circunstancias.

Mi verdad me dice que estamos vivos, que tenemos la gran suerte de haber nacido con la capacidad de emplear palabras, de empatizar, de aceptar las diferencias, de respetar, de dar ejemplo y de copiar lo bueno. Escojamos la parte humana, abandonemos la genética animal de la que venimos, demostremos que somos capaces, asombremos a las futuras generaciones cuando lean nuestra historia.

Un fuerte abrazo y mis más profundos deseos de paz,

Juny

Sirva como anotación, que en este post he intentado analizar las causas y posibles soluciones del problema judeo-musulmán en general, aun cuando el conflicto actual se está dando entre la nación de Israel y Hamás.

Anuncios

5 comentarios en “[Reflexiones] El (quizá resoluble) problema judeo-musulmán”

  1. Grande Juny! Pero te olvidas de otro factor primordial para entender una guerra: el economico. Hay muchas personas en ambos bandos interesadas en que la guerra continue, mas alla de creencias religiosas.

  2. Hola Cunillet! Sí, tienes razón. El factor económico es muy implorante en cualquier situación de conflicto armado. Aún así, creo que el primer paso para alcanzar esa deseada paz, pasa por aceptar al “otro y sus verdades”. Por supuesto, siempre habrá radicales que quieran seguir matando, que vivan de ello y que seguirán haciendo el mal, pero si al menos los líderes pudieran hacer ese ejercicio de empatía y transmitirlo a su población… se habría llegado a un punto jamás visto hasta el momento en el conflicto judeo-musulmán! Seguimos reflexionando 😉

  3. No solo el judeo-musulman. Si se dejaran al lado los intereses personales y se intentara respetar y entender otros puntos de vista para buscar buenas soluciones, se solucionaba el conflicto judeo-musulman, el indio-pakistani, el ruso-americano, el español-vasco-catalan y hasta el hambre en el mundo. Por desgracia seguimos siendo animales y nuestros instintos de superviviencia y ambicion no deja a muchos mirar mas alla de su ombligo.

  4. Totalmente de acuerdo. Eso sería “otro” pequeño paso para el hombre, pero enorme para la humanidad 😉 En el caso que nos concierne, ya son siglos o milenios de pensamiento único y excluyente, arraigado en la cultura, en las tradiciones, y en lo más profundo de sus mentes, lo que hace que sea el más difícil todavía. De todos modos, como pensar y soñar es gratis, aquí estamos tratando de entender los problemas e imaginando posibles soluciones! Un abrazote

  5. Solo un pequeño comentario sobre un par de aspectos que para mí hace punto menos que imposible una resolución inmediata:
    a)El judaísmo no es nada proselitista, muy al contrario; el Islam requiere conquistar todo el mundo a su causa, no importa cuan violentos sean los métodos utilizados.
    b)Para los judíos la vida es el valor supremo; para la mentalidad islámica radical la muerte tiene prioridad como valor.
    Gracias, Juny, por compartir tus pensamientos y tu preocupación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s